13 agosto 2007

El Negocio del Agua

Siempre preocupado por el futuro del Acuifero Guarani, fui siguiendo varias noticias referente a este tema, fue asi como no me sorprendi que George W. Bush, anunciara una millonaria inversion en el Brasil para la produccion de Etanol (Biodiesel), ni mucho menos que en Paraguay se vaya hablando de un "Mega Proyecto" similar...


Pero para redondear todo esto, fue la negativa de ambos paises,(Paraguay y Brasil) para incluir a Venezuela en el Mercosur , (respondiendo abiertamente a los intereses Norteamericanos), lo que hizo que mis sospechas fueran fuertemente fundamentadas.


En sintesis, desde mi humilde punto de vista, el "Negocio" es muy sencillo.

EE.UU sabe que se avecina una crisis energetica a nivel mundial, por lo tanto cambia de estrategia, adopta una posicion ecologista y decide producir biodiesel, para lo cual realiza alianzas estrategicas con paises, en donde los dos elementos basicos para la produccion del aceite natural (Agua y Tierra), es en realidad abundante, con el Brasil el negocio es mayor, (hay mas agua y tierra), mientras con el Paraguay, lo hacen a traves de Empresas que aportaran capital y crearan proyectos que beneficiaran a latifundistas (en su mayoria brasileros) y a politicos, para producir aceite de soja o maiz. Los cuales sera exportados a los EE.UU,(por supuesto por empresas norteamericanas con "prestanombres" paraguayos) para la produccion del Biodiesel.


La actitud de los EE.UU, es tan simple y maquiavelico, que hasta y asusta, beneficiara a ambos paises, pero utilizara los dos recursos naturales mas preciados de ambos, para beneficio de ellos...

Mientras que para paises como el Paraguay es "Pan para Hoy y Hambre o Muerte para mañana..."

A continuacion les dejo una investigacon periodistica paraguaya, que espero, llegue a denunciar la realidad de las cosas en cuanto a este "Negocio"...



Algo huele mal en supuesta gran inversión en biodiésel en Itapúa
El ministro de Industria y Comercio, José María Ibáñez, habló con mucho entusiasmo en un reciente seminario de una “megaplanta” de biodiésel que supuestamente un grupo inversor estadounidense va a montar en Itapúa. Se trata de un proyecto de viabilidad dudosa, lo que hace desconfiar de sus verdaderas intenciones.

El ministro Ibáñez dedicó la parte principal de su exposición ante el Primer Seminario Nacional de Biodiésel y Etanol, realizado el 30 y 31 de julio en la ciudad de Santa Rita, Alto Paraná, a explicar pormenores y resaltar la importancia del proyecto “Biodiesel International Corp., subsidiary of TexCom Resources, Inc.”, y dio como un hecho la radicación de una inversión de “cuanto menos” 100 millones de dólares en la producción de biodiésel a base de aceite de soja “con mercado cautivo” en Estados Unidos, Brasil y Europa. Antes de eso, fue el mismo ministro Ibáñez, acompañado por su colega de Agricultura y Ganadería, Alfredo Molinas, y otras altas autoridades del gobierno, quien presentó a los presuntos inversionistas el pasado 6 de julio en una reunión de prensa en el Ministerio de Industria y Comercio en Asunción, luego de una visita que realizaron a la zona de emplazamiento.

US$ 100 MILLONES
Allí estuvieron presentes Richard Chávez, de la consultora Stancil & Co.; Abram Janz, un hijo de menonitas nacido en Paraguay pero radicado desde muy joven en Estados Unidos; Louis Ross, presidente de TexCom Resources, y Adelquis Benítez, también paraguayo residente en Estados Unidos, que ya en el pasado intentó llevar adelante un polémico proyecto de inversión que nunca se concretó, llamado Paraná River Mill, consistente en una planta de celulosa de 500 millones de dólares en Carmen del Paraná. En esa ocasión, los visitantes estadounidenses indicaron que el plan original era invertir 85 millones de dólares, pero que luego de una visita a la zona decidieron expandirlo a 100 millones de dólares. Adelquis Benítez dijo que, de aquellos 85 millones de dólares originales, 75 millones correspondían a “recursos propios” y los restantes 10 millones a un préstamo de la Corporación Financiera Internacional, un organismo del Banco Mundial que financia emprendimientos del sector privado.

CIFRAS CURIOSAS
Durante su presentación en el seminario, el ministro Ibáñez informó que la “megaplanta” tendrá una capacidad nominal de producción de 225 millones litros de biodiésel al año. La cifra -si bien nos dicen que es estándar para plantas de este tipo- no parece muy impresionante para semejante inversión. Para tener una idea, el consumo interno paraguayo de gasoíl es de alrededor de 1.000 millones de litros al año, casi cinco veces más que la producción de la nueva industria, que supuestamente está orientada casi totalmente a la exportación. Igualmente, llama la atención el volumen de materia prima que piensan procesar. El ministro mencionó una utilización anual de 1.000.000 de toneladas de granos, lo que representa aproximadamente un quinto de toda la producción nacional. Además, según también informó el ministro, la compañía no tendrá producción propia de materia prima, sino que adquirirá la totalidad de sus necesidades de terceros, con un área estimada de cultivos para abastecer sus requerimientos de 570.000 hectáreas (la superficie total de siembra de soja en el país es de 2.400.000 hectáreas).
¿CON ACEITE DE SOJA?
Otro aspecto llamativo del proyecto es el tipo de materia prima que se pretende utilizar. El ministro Ibáñez presentó en su exposición un cuadro según el cual comenzarían con un 91 por ciento de soja en 2009 y luego irían agregando canola y girasol, hasta llegar a una proporción de 50 por ciento de soja, 23 por ciento de canola y 27 por ciento de girasol en el año 2020. El punto es que, como veremos más adelante en esta serie, todos los especialistas, productores, exportadores a quienes les hemos preguntado consideran inviable la producción de biodiésel a base de aceite de soja, por el alto precio que el mismo tiene en el mercado internacional. Actualmente, el aceite de soja se cotiza en alrededor de 600 dólares la tonelada. Los granos se pagan, en finca, 230 dólares la tonelada.

PUERTO DEL MAG
La planta se instalaría en Puerto Triunfo, unos 50 kilómetros aguas abajo de Mayor Otaño, donde el MAG tiene un importante embarcadero con silos y sistema de carga de granos en barcazas. Ibáñez dijo en su presentación que parte del plan de los inversionistas era alquilar o comprar esas instalaciones al MAG. Consultamos con el ministro Alfredo Molinas y nos manifestó que las mismas no están en venta. Dijo que hasta hace poco se alquilaban a la multinacional Cargill, contrato que ya feneció, y que actualmente se está por abrir una nueva oferta. “Si esta gente está interesada, tendrá que participar como un oferente más y hacer su propuesta”, dijo Molinas.

NO CIERRA

Hemos llamado a Estados Unidos a los responsables del proyecto. Les hicimos preguntas sobre sus planes, su capital, su experiencia, su solvencia. Hemos hecho muchas averiguaciones localmente, hemos indagado en Internet, hemos preguntado sobre precios, mercado, proyecciones. Hay demasiadas cosas que no cierran en este proyecto. Las iremos desarrollando en los días subsiguientes.

Llamativo monto de la inversión anunciada por “Biodiesel Corp.”
Los responsables de “Biodiesel International Corp.”, de origen paraguayo-estadounidense, afirman estar dispuestos a invertir 100 millones de dólares en la instalación de un complejo industrial en Itapúa para producir y exportar biodiésel. El monto del que hablan es lo primero que llama la atención de este proyecto.

Hasta donde hemos podido averiguar, la planta de biodiésel más cara del mundo es la construida por la compañía británica Biofuels Corporation en Teesside, al noreste de Inglaterra, por algo más de 40 millones de dólares.
Empresarios locales del sector afirman que una fábrica de esta clase en Paraguay, con la mejor tecnología y una alta capacidad, no puede superar, como mucho, los 15 millones de dólares.En comunicación telefónica desde Dallas, Texas, Abram Janz nos confirma que la inversión prevista por Biodiesel International Corporation (BIC) es de 100 millones de dólares y afirma que incluso puede ser mayor, “dependiendo de la disponibilidad de materia prima”.Janz, quien nació en Paraguay de una familia menonita de Filadelfia y emigró de muy joven a Estados Unidos, es uno de los codirectores de BIC.
El otro codirector es el estadounidense Louis Ross, presidente de la empresa TexCom Resources. Otro que aparece entre los responsables es el paraguayo Adelquis Benítez, también radicado en Estados Unidos.Cuando le expresamos a Abram Janz nuestras reservas sobre el monto, explicó que la planta de biodiésel propiamente dicha “solamente costará, probablemente, 25 ó 30 millones de dólares”, pero que el proyecto también contempla la instalación de una planta aceitera con capacidad para moler 2.000 a 3.000 toneladas métricas de soja por día.“Estamos pensando en una planta aceitera muy grande. Allí los granos son molidos y procesados para obtener primero el aceite de soja, del cual se extrae el biodiésel en otra planta. Por eso el costo parece elevado, son dos plantas distintas”, señaló.La misma explicación dio Adelquis Benítez, a quien también llamamos a Dallas, Texas, su lugar de residencia “hace muchos, muchos años”, según nos informó. Benítez estaba al tanto de nuestra conversación previa con Janz.“El costo está bien”, aseguró. “Resulta que se confunde un poco porque no es una planta la que se piensa instalar, sino dos. Además de la de biodiésel, se necesita también un molino de aceite. Para que usted tenga una idea, aquí, en Estados Unidos, una aceitera con capacidad para 4.000 toneladas por día se construye por 140 millones de dólares. No digo que estemos planeando algo tan grande en Paraguay, pero en nuestra última visita los inversionistas quedaron tan bien impresionados que decidieron invertir incluso más de lo que tenían previsto” (se refiere a que el proyecto original era de 85 millones de dólares, pero lo extendieron a 100 millones).Sin embargo, los datos que hemos podido obtener con nuestras fuentes y en Internet difieren por mucha diferencia con los proporcionados por Janz y Benítez.
PLANTA DE CARGILL EN CHINA
Por ejemplo, la gigante multinacional Cargill, una de las cuatro compañías de agronegocios más grandes del mundo, acaba de inaugurar con bombos y platillos una gran planta aceitera en la República Popular China, en la ciudad portuaria de Nantong, cerca de Shanghai, con capacidad para procesar 5.000 toneladas de soja por día, con una inversión total (incluyendo infraestructura para almacenamiento, carga y transporte) de 60 millones de dólares.
La proyectada en Paraguay por BIC es la mitad del porte (2.000 a 3.000 toneladas por día) de la de Cargill en China, y, según han revelado, el plan es utilizar la infraestructura de silos y carga ya existente en Puerto Triunfo, Itapúa, propiedad del MAG. De allí podríamos deducir que la nueva aceitera no puede costar más de 30 ó 40 millones de dólares, probablemente bastante menos.
LA FABRICA DE BIODIESEL
En cuanto a la planta de biodiésel en sí, Janz habló de 25 a 30 millones de dólares, pero Adelquis Benítez dijo que podría costar más debido a que adquirirían una fábrica completa bajo la modalidad “llave en mano” a una de las grandes proveedoras internacionales de este tipo de instalaciones, como la Lurgi, de Alemania.Pero incluso una planta de Lurgi o alguna de sus competidoras, como REG, Crown Iron o Superior Process Technologies, no cuesta tanto como este proyecto parece sugerir.El experto Jon Van Gerpen, de la Universidad de Idaho, en un taller sobre aceites vegetales y biodiésel realizado en febrero de este año en Great Falls, Montana, menciona que esas compañías montan una planta de biodiésel de 30 millones de galones al año (113 millones de litros) por 17 a 20 millones de dólares.
El proyecto en Paraguay es de 225 millones de litros al año, pero el incremento del costo no es proporcional al incremento del volumen de producción, dado que la infraestructura básica y las máquinas son esencialmente las mismas. Además, como veremos más adelante en esta serie, les resultará difícil obtener la materia prima para alcanzar ese volumen de producción. Por lo tanto, no se puede pensar en una planta de biodiésel de mucho más de 20 millones de dólares. Empresarios del sector, como mencionábamos, aseguran que el costo debería ser incluso mucho menor.Tal vez los propulsores de BIC estén empeñados en gastar más de lo necesario (o en decirlo). Nos preguntamos por qué.


Por Armando Rivarola, arivarola@abc.com.py, con la colaboración de Soledad Rodríguez Alcalá


Actualizacion: sigan la noticia aca

Actualizacion 16/08/07
Si siguieron la investigacion, se habran dado cuenta que llegaron a la conclusion de que era un buen negocio para el Paraguay, pero que la empresa que quiere producirlo no era el mas conveniente... muy bien, pero no es un buen negocio...

3 comentarios:

dnnara dijo...

Pued ser que haya cruzado los cables y le enviè un e-mail a la persona equivocada.
El dueño de Puntobaires, me dejò un comentàrio en la pagina de My Blog Log.
Y recibi un correo diciendo que me habia equivocado e persona.
Puedes entrar en contacto conmigo por email, para esclarecer esto?

Editor dijo...

nosotros tambien abordamos el tema del bio comustible y en relacion a todo el panorama general de la crisis energética, que venimos tratando en nuestro blog, que de paso invitamos a visitar

saludos
www.tierralibredigital.com.ar

Anónimo dijo...

s.Porque el representes de la Republica del Praguay estan tan sumiso basta difiendan con uñas y garras, que esperan ................... Stella Villasant

Publicar un comentario

Tu comentario hace que este blog continue vivo, gracias por visitarnos y compartir

 
Copyright 2009 Punto Baires Blog. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan